ESTRELLA MICHELIN


La cocina estaba organizada e inspirada por el Chef, todo era armonía, cada colaborador hacia lo que le correspondía, con dedicación y esmero escuchaban las indicaciones del capitán al mando, el guía, el que tenía ese don especial para deleitar con sus platillos. Sabían que, en cualquier momento, en cualquier día de la semana podrían estar siendo evaluados por directivos de la estrella Michelin, máximo reconocimiento para un restaurante o para el chef, alcanzar este distintivo era lograr la primera estrella que los llevaría a ser reconocidos por su calidad en su cocina, primer paso para seguir escalando, lograr la segunda hasta llegar a la tercera estrella, lo máximo de lo máximo.



Todos los días ponían todo su empeño en lo que hacían, a la espera de tan anhelada evaluación, estaban listos, esperando el banderazo y claro, el chef como capitán del barco en espera de dar las instrucciones precisas. Pero, ¿cómo sabrían de la presencia del personal de Michelin?, se sabía que cuando se presentaban en el restaurante a evaluar llegaban dos personas, pedían un menú especial, vino y que, además, dejaban una cuchara en el piso intencionalmente, no la tiraban, la colocaban cuidadosamente sin hacer ruido, solo eso sabían, por lo que los meseros estaban atentos ante estas señales. 


Llega el día, ahí están, hacen acto de presencia, los meseros son los primeros en enterarse, inmediatamente corren la voz, el chef se asoma y su emoción es desbordante, todos atentos a sus indicaciones, sabían que ayudarían a preparar el menú, pero que el del talento era el chef, por lo menos eso era lo que ellos pensaban, ese día era especial y que debían hacer todo a la perfección. Atentos escucharon decir al Chef, estamos listos para preparar el menú solicitado y entre todos lo prepararemos, pondremos nuestros talentos como lo hacemos todos los días, no como algo especial, no porque seremos evaluados, seremos originales, con armonía, entrega y dedicación, atendamos el pedido. Todos estaban asombrados, pero al igual provocó aún más admiración por la decisión del chef. 


Lograr la primera estrella Michelin fue un primer paso para aspirar a las demás estrellas, y lo lograron no por estar pendientes del día de su evaluación, si no de la permanencia de la calidad, todos los días el chef motivaba a sus colaboradores a dar su máximo esfuerzo, su entrega en lo que hacían, el amor a su profesión se veía reflejado, y claro, las estrellas llegarían en su momento.  En el matrimonio pasa algo parecido, recién casados y la luna de miel es mágica, los primeros años son de armonía y entrega total, nos comportamos como el chef, igual no nos estamos evaluando, pero si queremos que nuestro cónyuge vea lo mejor de mí, mis mejores cualidades, que sea atento y que nuestro amor se vea a flor de piel, estamos enamorados. Pero al paso de los años, ¿por qué empiezan las desilusiones? 

Debemos igual buscar no una estrella Michelin, si no ser una estrella Michelin para nuestro matrimonio, todos los días estar atentos a las necesidades de mi esposa (o), no bajar la guardia, vivir enamorados estando casados, así es, vivir enamorados es vivir luchando por nuestra relación, ponerle sazón. ¿Cómo lo puedo lograr? en lugar de sal, una pequeña nota en el refrigerador que diga, “me voy al trabajo, te extrañaré todo el día”, o puede ser “te preparas, hoy será una noche especial”.  Estas pequeñas pero significativas muestras de amor son las que hacen la diferencia, las que permiten demostrar a nuestro cónyuge que nos interesa y que nuestro amor sigue cada día incrementando. En estos momentos podríamos hacernos estas preguntas: ¿Cómo estoy fortaleciendo nuestra relación? Llegaron los directivos de Michelin, ¿me he comportado a la altura y sigo fortaleciendo mi relación matrimonial? 

¿Soy digno (a) merecedor (a) de  una estrella?



ESTRELLA MICHELIN, de mi libro DEL NOVIAZGO AL MATRIMONIO, ¿DÓNDE QUEDÓ EL AMOR?



Conoce más de mi libro, da enter en este enlace: DEL NOVIAZGO AL MATRIMONIO


Alfonso Reyes

Escritor.

61 vistas

Síguenos en nuestras redes sociales

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube