• Alfonso Reyes

NUNCA SE DUERMAN ENOJADOS

La vida cotidiana a veces nos hace perder la congruencia en nuestros actos, nos enojamos, y en ocasiones podemos enojarnos con la persona que menos culpa tiene, llegamos a casa y rematamos con la esposa (o), puede ser que haya sido algo insignificante pero eso bastó para detonar mi enojo, ya no queremos cenar o lo hacemos cada quien por su lado. Nos vamos a dormir sin decir palabra y como nadie da su brazo a torcer, se apaga la luz y a dormir, claro, enojados. ¿Te ha pasado?

Vivimos por gracia de Dios por ello debemos de disfrutar la vida en cada instante, amar sin condición y practicar el perdón, alguien tiene que tomar la iniciativa y tomar acción. Dormir reconciliados es maravilloso, ayudamos a nuestra salud y sobre todo, a nuestra relación matrimonial.


Nunca es una palabra que nunca se debe de utilizar, pero hay sus excepciones, nunca nos vayamos a dormir enojados, se los pido de corazón, vale la pena, se los aseguro.


Te invito a compartir esta reflexión, puede que le llegue a matrimonios que esperaban este mensaje. Al igual si puedes dejar tu comentario, nos ayudaría a todos para reflexionar.


11 vistas

Síguenos en nuestras redes sociales

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube

Contáctame, envía tus datos. 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube