VISITAR AL ENFERMO

En este año de la misericordia estamos invitados a ser generosos con los que nos rodean, visitar al enfermo es una acto de misericordia, Dios nos recuerda que cuenta con nosotros para evangelizar, visitar a ese amigo o familiar que pasa por situaciones de enfermedad es la invitación. El tiempo es valioso, pero aún más si lo destinamos a ser imagen de Dios, darnos a los demás. Que no sea forzada, que nazca de nuestro corazón, planeada con la familia y explicarle a nuestros hijos porque lo hacemos para que quede la semilla sembrada. Caminar el camino de Dios nos dará en la vida paz interior, y no momentánea sino para toda la vida.


“Proverbios 3, 1-2 Hijo mío, no te olvides de mí Ley y guarda en tu corazón mis mandamientos; porque ellos te colmarán de largos días, de años de vida y de perpetua paz.

Síguenos en nuestras redes sociales

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube

Contáctame, envía tus datos. 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube