TU ESCUDO Y ARMADURA


Seguramente recordarás alguna película que hayas visto donde hay soldados, y cuando van a la batalla se protegen del enemigo con sus escudos y armaduras, se sienten protegidos, resguardados, luchan con libertad, con fianza. Avanzan contra el enemigo, gritan para darse ánimo. Son batallas contra el enemigo, buscan su libertad, buscan paz, tranquilidad. Algo parecido vivimos en la actualidad, los problemas en el trabajo nos tienen preocupados, la relación matrimonial esta apagada, falta de comunicación con los hijos adolescentes y no vemos como salir adelante, nos vemos en una guerra que creemos no vamos a ganar, nos sentimos vulnerables. Hoy Dios toca tu puerta y te dice que no estás solo, confía en su fidelidad, prepárate para la batalla, toma como escudo sus promesas y como armadura la palabra, en ella te reconfortarás, no decaigas en el intento, sigue adelante que Dios ya dio el primer paso, va limpiando el camino. Cree en Dios y estarás fuera de peligro.

“Salmo 91, 7 Aunque caigan mil hombres a tu lado y diez mil, a tu derecha, tu estarás fuera de peligro: su lealtad será tu escudo y armadura.”

Síguenos en nuestras redes sociales

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube

Contáctame, envía tus datos. 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube